París, Francia, diciembre de 1897. El joven dramaturgo Edmond Rostand se siente un fracasado. La inspiración lo ha abandonado. Casado y padre de dos hijos, desesperado y sin dinero, convence al gran actor Constant Coquelin para que interprete el papel principal de su nueva obra.

Resultados 1 - 2 de 2