En la primavera de 1982, el General Dalla Chiesa podría haberse retirado. Su implacable persecución contra el terrorismo lo había convertido en el hombre más popular de Italia.

Resultados 1 - 5 de 5