París, Francia, diciembre de 1897. El joven dramaturgo Edmond Rostand se siente un fracasado. La inspiración lo ha abandonado. Casado y padre de dos hijos, desesperado y sin dinero, convence al gran actor Constant Coquelin para que interprete el papel principal de su nueva obra.

Stéphanie Mazerin se ve obligada a sus cuarenta años a volver a vivir con su madre Jacqueline. Al principio todo parece normal, pero la convivencia no será fácil. Jacqueline es una mujer con carácter y lleva un estilo de vida bastante peculiar.

Zouina llega de su Argelia natal, con sus tres hijos. Viene a reunirse con su marido, Ahmed, el cual lleva diez años trabajando en Francia, y al cual ha visto muy poco en todo este tiempo.

El nadador Lucard está interesado en el atractivo Martin, el cual ya está emparejado con una chica. La película sigue a los tres personajes en sus amores y desamores, con sus encuentros y desencuentros, con el mensaje de fondo "vive cada día como si fuera el último".

Resultados 1 - 9 de 9